Why Invest in Preventive Care

 

We still have a long way in terms of advancements in disease eradication and longevity research, however,  progress in medical research, technology, economies and changing ways of life collectively have resulted to people living much longer than they used to.  

 

There’s no argument against the benefits of expanding the average person’s lifespan, however, importance should also be given to having a better quality of life as one gets older. Understanding, practicing and thinking about preventive care as a form of investment can ultimately result to a healthy and improved quality of life.

 

Many elderly suffer from chronic illnesses that ultimately raises the cost of care and treatment. Moreover, in the US alone, millions of people die of preventable deaths. According to a 2004 study, 50% of all deaths in the US in the year 2000 were due to preventable behaviors and exposures. Some of the leading causes of these deaths included cardiovascular disease, chronic respiratory disease, unintentional injuries, diabetes, and certain infectious diseases.  In the same study,  it was also estimated that 400,000 people in the US die each year due to a poor diet and a sedentary lifestyle.*

 

One of the most important aspects of preventive care includes planning and execution ahead of time, despite the absence of any illness. At the heart of preventive care is building healthy habits. Without any medical knowledge, one can start with these four basic lifestyle choices:

 

  • Avoiding smoking or using other tobacco products; drinking only in moderation (and considering red wine as the most acceptable use of alcohol)

  • Eating a proper, balanced diet to get the correct amount of nutrients and calories daily

  • Exercising at least three days per week; aerobic exercise will build muscle and endurance

  • Regularly going to the doctor for check-ups

 

Another aspect of preventive care is early detection. When caught early, most diseases are treatable and one’s full health can be restored quickly. Therefore, it is very important to become aware and get educated about preventable illnesses and their symptoms and how to generally maintain good health.

 

When practiced, preventive care provides many physical benefits which include freedom from discomfort or painful symptoms, always feeling energized and being able to fully enjoy daily activities. Moreover, from a financial perspective, preventive care can be considered as a personal insurance. You could either invest to pay a relatively smaller amount (which may also be covered 100% depending on your insurance plan) in order to stay healthy or pay a larger sum of money later on for treatment of an illness which could have been prevented in the first place. Paying for major medical expenses that exceed maximum insurance coverage could also lead to other financial woes. Major medical expenses can often eat up on a person’s life savings. Neglect of physical health could waste effort of years of planning to enjoy one’s retirement years.

 

It is imperative to weigh the relatively inexpensive cost of availing preventive care services compared to incurring enormous medical expenses for cancer treatment for example or even home healthcare visits from nurses or other healthcare providers.

 

Most marketplace health plans and other plans cover preventive services without charging you a copayment or coinsurance and are also applicable even if you haven’t met your yearly deductible. The following examples of services are free when delivered by a doctor or other provider in your plan’s network.

  1. Abdominal aortic aneurysm one-time screening for men of specified ages who have ever smoked

  2. Alcohol misuse screening and counseling

  3. Aspirin use to prevent cardiovascular disease for men and women of certain ages

  4. Blood pressure screening

  5. Cholesterol screening for adults of certain ages or at higher risk

  6. Colorectal cancer screening for adults over 50

  7. Depression screening

  8. Diabetes (Type 2) screening for adults with high blood pressure

  9. Diet counseling for adults at higher risk for chronic disease

  10. Hepatitis B screening for people at high risk, including people from countries with 2% or more Hepatitis B prevalence, and U.S.-born people not vaccinated as infants and with at least one parent born in a region with 8% or more Hepatitis B prevalence.

  11. Hepatitis C screening for adults at increased risk, and one time for everyone born 1945 – 1965

  12. HIV screening for everyone ages 15 to 65, and other ages at increased risk

  13. Immunization vaccines for adults

  14. Lung cancer screening for adults 55 - 80 at high risk for lung cancer 

  15. Obesity screening and counseling

  16. Sexually transmitted infection (STI) prevention counseling for adults at higher risk

  17. Syphilis screening for adults at higher risk

  18. Tobacco Use screening for all adults and cessation interventions for tobacco users

 

Invest in preventive care, spend a few minutes each day to learn more and educate yourself and get started  on building healthy habits. Invest in your health today and live your life to its fullest.

 

 

 

Español:

 

Todavía tenemos un largo camino por recorrer en los avances en la erradicación de la enfermedad y la investigación de la longevidad, sin embargo, el progreso en la investigación médica, la tecnología, las economías y el cambio de estilos de vida han dado lugar a una vida media más larga de las personas.

 

No hay argumento en contra de los beneficios de expandir la vida útil de la persona promedio, sin embargo, también se debe dar importancia a tener una mejor calidad de vida a medida que uno envejece. Entender, practicar y pensar en la atención preventiva como una forma de inversión puede resultar en una calidad de vida saludable y mejorada.

 

Muchos ancianos padecen enfermedades crónicas que, en última instancia, aumentan el costo de la atención y el tratamiento. Además, en los Estados Unidos, millones de personas mueren por muertes prevenibles. Según un estudio 2004, el 50% de todas las muertes en los Estados Unidos en el año 2000 se debieron a comportamientos y exposiciones prevenibles. Algunas de las causas principales de estas muertes incluyeron enfermedad cardiovascular, enfermedad respiratoria crónica, lesiones involuntarias, diabetes, y ciertas enfermedades infecciosas. En el mismo estudio, también se estimó que 400.000 personas en los Estados Unidos mueren cada año debido a una dieta pobre y un estilo de vida sedentario.

 

Uno de los aspectos más importantes de la atención preventiva incluye la planificación y ejecución con antelación, a pesar de la ausencia de cualquier enfermedad. La prioridad máxima para la atención preventiva es la construcción de hábitos saludables. Sin ningún conocimiento médico, uno puede comenzar con estas cuatro opciones básicas de estilo de vida:

 

  • Evitar el tabaquismo o el uso de otros productos del tabaco; beber sólo con moderación              (y considerar el vino tinto como el uso más aceptable del alcohol)

  • Comer una dieta adecuada y equilibrada para obtener la cantidad correcta de nutrientes y calorías diarias

  • Hacer ejercicio por lo menos tres días ala semana; el ejercicio aeróbico creará músculo y resistencia

  • Regularmente va al médico para el examen físico

 

Otro aspecto de la atención preventiva es la detección precoz. Cuando se descubre temprano, la mayoría de las enfermedades son tratables y la salud completa de una persona puede ser restaurada rápidamente. Por lo tanto, es muy importante tomar conciencia y educarse sobre las enfermedades prevenibles y sus síntomas y cómo mantener una buena salud en general.

 

Cuando se practica, el cuidado preventivo proporciona muchos beneficios físicos que incluyen la libertad de malestar o síntomas dolorosos, siempre sintiéndose energizado y poder disfrutar plenamente de las actividades diarias. Además, desde una perspectiva financiera, la atención preventiva puede ser considerada como un seguro personal. Usted puede invertir para pagar una cantidad relativamente menor (que también puede ser cubierto 100% dependiendo de su plan de seguro) con el fin de mantenerse saludable o pagar una mayor cantidad de dinero más tarde para el tratamiento de una enfermedad que podría haber sido prevenido en primer lugar. El pago de gastos médicos mayores que excedan la cobertura máxima del seguro también podría conducir a otros problemas financieros. Los gastos médicos importantes a menudo pueden agotar los ahorros personales. Descuidar la salud física podría desperdiciar el esfuerzo de años de planificación para disfrutar de los años de jubilación de una persona.

 

Es imperativo sopesar el costo relativamente barato de utilizar servicios de atención preventiva en comparación con incurrir en gastos médicos enormes para el tratamiento del cáncer, por ejemplo, o incluso visitas a domicilio de enfermeros u otros proveedores de salud.

 

La mayoría de los planes de salud de Marketplace y otros planes cubren los servicios preventivos sin cobrarle un copago o coaseguro y también son aplicables incluso si usted no ha cumplido con su deducible anual. Los siguientes ejemplos de servicios son gratuitos cuando son entregados por un médico u otro proveedor en la red de su plan.

 

1. Una evaluación única de aneurisma abdominal aórtico para los hombres de edades específica que hayan fumado

2. Evaluación y consejería sobre el abuso del alcohol

3. El uso de la aspirina para prevenir la enfermedad cardiovascular en los hombres y mujeres de cierta edad

4. Control de la presión arterial para todos los adultos

5. Control del colesterol para los adultos de cierta edad o de alto riesgo

6. Evaluación de cáncer colorrectal para los adultos mayores de 50 años

7. Diagnóstico de depresión para los adulto

8. Examen de diabetes (tipo 2) para los adultos con hipertensión

9. Consejería sobre la dieta

10.Detección de hepatitis B para personas en alto riesgo, incluidas las personas de los países con un 2% o más de incidencia de hepatitis B y las personas nacidas en Estados Unidos no vacunadas en la infancia y con al menos un padre nacido en una región con un 8% o más de incidencia de hepatitis B

11. Detección de hepatitis C para los adultos con mayor riesgo y una vez para todos nacidos entre 1945 - 1965

12. Examen de VIH para todas las personas entre las edades de 15 a 65, y otras edades con mayor riesgo

13. Vacunas para los adultos

14. Detección de cáncer del pulmón para adultos de entre 55-80 años con alto riesgo de cáncer de pulmón porque son fumadores o han dejado de fumar en los últimos 15 año

15. Evaluación y consejería sobre obesidad para los adultos

16. Prevención y asesoría sobre infecciones de transmisión sexual (STI en inglés) para los adultos de alto riesgo

17. Examen de sífilis para los adultos de alto riesg

18. Evaluación sobre el uso del tabaco para todos los adultos. Intervención para dejar de fumar

 

Invierta en cuidado preventivo, dedique unos minutos cada día para aprender más y educarse a sí mismo y empezar a construir hábitos saludables. Invierta en su salud hoy y viva su vida al máximo.

 

 

References: World Research Foundation, HealthCare.Gov, *Mokdad, A. H., Marks, J. S., Stroup, D. F., & Gerberding, J. L. (2004). Actual Causes of Death in the United States, 2000. Journal of the American Medical Association,291(10), 1238-1245.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts /
Mensajes destacados

Why Invest in Preventive Care

August 22, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts /
Publicaciones recientes